Las empresas agroindustriales con operaciones focalizadas en el mercado interno que tomaron deuda dolarizada para financiar inversiones registraron pérdidas económicas significativas luego de la devaluación instrumentada por el gobierno nacional en el presente año.

Mastellone Hnos (La Serenísima) registró en el primer semestre de este año una pérdida de 942,5 millones de pesos versus una ganancia de 111,7 M/$ en el mismo período de 2017.

“Los resultados de la compañía durante los primeros seis meses del año estuvieron afectados por la combinación de una fuerte y abrupta devaluación del peso y por la caída en los niveles de consumo de productos lácteos en el mercado interno en relación con otros productos de la canasta familiar”, indicó Mastellone en el último balance trimestral presentado a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

“La devaluación ha impactado en el resultado económico neto del período a causa del registro de la diferencia de cambio generada por la valuación de la deuda financiera en dólares de la compañía”, añadió.

En el primer semestre de 2018 La Campagnola –controlada por Arcor– registró una pérdida de 114,9 millones de pesos versus un resultado negativo de 31,8 M/$ en el mismo período de 2017. El gasto financiero en el período creció un 150% al pasar de 106,6 a 267,1 M/$.

En enero-junio de este año Dulcor –empresa cordobesa elaboradora de dulce de membrillo, mermeladas, salsas, conservas y panificados– registró una pérdida de 20,9 millones de pesos contra una ganancia de 16,9 M/$ en el primer semestre de 2017. El mayor agujero provino de un resultado financiero negativo de 127,7 M/$, una cifra 174% superior a la del mismo período del año pasado.

En el ejercicio cerrado el 31 de mayo pasado Ledesma –compañía dedicada a producir azúcar, etanol, frutas, jugos, granos y hacienda– registró un resultado negativo de 1091,9 millones de pesos versus una pérdida de 149,0 M/$ en el mismo período de 2017.

“Al cierre del ejercicio económico Ledesma muestra una deuda financiera neta de casi 4495 millones de pesos. El 76% de ese endeudamiento se encuentra denominado en dólares”, indicó la empresa en su último balance presentado ante la CNV. “Dada la fuerte devaluación del peso argentino del mes de mayo 2018, los costos financieros pasaron de 947 a 2412 millones de pesos”, explicó.

Morixe Hermanos, molino harinero con una planta industrial localizada en Benito Juárez, registró una pérdida de 92,2 millones de pesos en el ejercicio finalizado el pasado 31 de mayo.

Las ventas netas del presente ejercicio fueron de $ 338.107.460, con un incremento del 114% respecto del ejercicio anterior. Dicha variación responde un 78% a un incremento de volumen y un 20% al efecto precio.

“Los costos financieros de la Sociedad se incrementaron 44,6 millones respecto del ejercicio anterior, lo que representa un aumento en términos porcentuales del 230%. Al momento de segregar los efectos, de los 44,6 millones mencionados, el 77% responde al resultado por diferencia de cambio vinculado con la devaluación que afecto a la deuda en dólares principalmente en el último trimestre”, explicó la empresas en su último balance.