Hace algunos días se hacía masiva la carta de Gonzalo Alonso, productor de Entre Ríos que se dirigió al Presidente electo, Alberto Fernández, para pedirle que su administración no suba las retenciones y alertar por la presión impositiva. El entrerriano se sumó con este texto al objetivo que planteó CASAFE con su hashtag #SomosCampoYCiudad.

En la carta, Alonso mostraba su preocupación y la del campo en su ciudad (Colón, Entre Ríos) por la posibilidad de que aumenten las retenciones. “Los productores decimos que no vamos a permitir que nos sigan robando el fruto de nuestro esfuerzo y trabajo de todo el año con los impuestos extorsivos y el aumento de retenciones confiscatorias”, decía.

Sobre ese escrito habló con Radio Campo -por Radio Colonia-, donde contó que es un pequeño productor, como la mayoría de los que existen en la provincia de Entre Ríos. “Esta no es una zona buena a nivel de rendimientos, entonces un aumento de retenciones nos lleva directamente a una situación límite”, aclaró.

Para él, sería fundamental que la administración Fernández-Fernández pudiese seguir con este esquema de baja de la presión fiscal que se implementó para el campo en los últimos años, con el Gobierno de Macri. “Hoy el negocio es tan fino que un pequeño movimiento impacta muy fuerte en la economía de toda una región en la que producimos, es algo que venimos hablando con los productores de la zona”, agrega.

“A todas las variables que hacen que no sea fácil producir, le sumamos esta posibilidad y una participación del Estado más que activa en la renta del productor, algo que es difícil de sostener”, dijo.

En esa línea, remarcó algo que manifestaba en su carta al nuevo Presidente: “El Estado nunca pierde, el productor sí. Siempre se les saca más a los que producen para que el político de turno haga lo que quiera con nuestro dinero, obtenido legamente con el trabajo de todo un año y con altísimos riesgos”.

Sobre el final, aseguraba que los números son más que ajustados y que el campo no tolera más que “le sigan metiendo la mano en la lata”. Al futuro mandatario, le dijo que “los productores quieren seguir produciendo, quieren trabajar libremente y, en lugar de que aumenten impuestos, necesitan que se los quiten”.

“Le proponemos que baje el gasto público. Basta de subir impuestos, basta de robarle indiscriminadamente a la gente que invierte y produce. Baje el gasto público e incentive la producción. Campo y ciudad más unidos serán sinónimo de mejor futuro, mejor educación, más respeto y más desarrollo argentino”, concluyó.