Cambiemos orejea y podría cantar retruco: la oposición pide la prórroga de la Emergencia Alimentaria y las organizaciones sociales ya convocaron a nuevas protestas callejeras con el mismo reclamo.

Pero el oficialismo, lejos de oponerse, está de acuerdo con estirar la vigencia de este decreto, dictado en 2002 por el entonces presidente, Eduardo Duhalde. Inclusive, según pudo saber este medio, Mauricio Macri podría dictar un decreto en este sentido, para no abrir un frente de conflicto justo ahora, que el dólar se estabilizó cuando todavía faltan 45 días para la elección.

El entonces presidente Eduardo Duhalde con su secretario de Turismo y Deportes, Daniel Scioli, durante una conferencia de prensa en Chapalmalal. Crédito: ARCHIVO DYN.

El entonces presidente Eduardo Duhalde con su secretario de Turismo y Deportes, Daniel Scioli, durante una conferencia de prensa en Chapalmalal. Crédito: ARCHIVO DYN.

“El Gobierno ya viene empleando recursos suplementarios en asistencia alimentaria, por encima del Presupuesto 2019. Sería lo más conveniente, tiene margen para hacerlo y se desactivan conflictos innecesarios”, afirmó a este medio un importante diputado del oficialismo, en relación con la prórroga de la Emergencia Alimentaria, que podría ser por decreto simple o por DNU.

Mientras se conversa la posibilidad de que el Presidente dicte un decreto, el interbloque Cambiemosrealizará este miércoles a las 16 una reunión con el fin de definir la estrategia para la sesión del jueves, pedida por la oposición con un proyecto consensuado de prórroga de la Emergencia Alimentaria hasta 2022 como único asunto a tratar.

Nuevo escenario

En abril, dos meses antes del cierre de listas, la oposición se unió en la Cámara Baja y logró el cuórum para iniciar una sesión especial que habían solicitado para frenar las subas de tarifas, pero con su fortaleza numérica (108 de 257 diputados) Cambiemos impidió que consiguieran los dos tercios de los votos para habilitar el temario.

Ahora, con la chance firme de que Alberto Fernández suceda a Mauricio Macri, a juzgar por el resultado de las PASO, Cambiemos no sólo no ve con malos ojos la prórroga de la Emergencia Alimentaria, sino que está dispuesto a proponer una redacción aún más ambiciosa. Es decir, con más gasto.

El candidato a la presidencia de la República Argentina, Alberto Fernández, este jueves, durante la conferencia 'América Latina y Europa: desafíos del proceso de integración' que ha ofrecido en la sala constitucional del Congreso de los Diputados. Crédito: EFE/ Kiko Huesca.

El candidato a la presidencia de la República Argentina, Alberto Fernández, este jueves, durante la conferencia ‘América Latina y Europa: desafíos del proceso de integración’ que ha ofrecido en la sala constitucional del Congreso de los Diputados. Crédito: EFE/ Kiko Huesca.

“Este gobierno viene dando muchas señales en el sentido de recomponer los ingresos de la gente después del proceso devaluatorio post PASO. El aumento de las partidas sociales así como la ampliación de la cobertura y el alcance de Asignación Universal por Hijo (AUH) han sido acciones prioritarias para acompañar a quienes más golpea la situación económica. No se trata de buscar medidas demagógicas sino respuestas concretas que resuelvan los problemas”, dijo a Vía País la diputada radical Brenda Austin.

Instrumento

La Emergencia Alimentaria le permite al Gobierno, entre otras acciones, reasignar partidas presupuestarias y agilizar las compras para comedores. El artículo más relevante de la propuesta opositora es el 4°, que establece un incremento “como mínimo del 50% de las partidas” para alimentación y nutrición.

En sus fundamentos, la iniciativa opositora señala que “la pobreza llegó al 32% de las personas al finalizar el segundo semestre de 2018, lo cual implica 6,3 puntos porcentuales más que el mismo período de 2017” y que la indigencia “pasó de un 4,8% en el segundo semestre de 2017 a un 6,7% en el mismo período de 2018”.

El proyecto lleva las firmas de los diputados Agustín Rossi y Carlos Castagnetto, del Frente para la Victoria; Leonardo Grosso, Felipe Solá, Daniel Arroyo y Victoria Donda, de Red por Argentina; Juan José Bahíllo y Carolina Moisés, del Bloque Justicialista; Carla Pitiot y Cecilia Moreau, del Frente Renovador, y Alejandra Rodenas, del Nuevo Espacio Santafesino. Todos ellos forman para del Frente de Todos, que postula a la fórmula Fernández-Fernández.

El diputado nacional Agustín Rossi al pedir que el acuerdo con el FMI sea tratado en el Congreso. (Archivo/@RossiAgustinOK)

El diputado nacional Agustín Rossi al pedir que el acuerdo con el FMI sea tratado en el Congreso. (Archivo/@RossiAgustinOK)

A ellos se suman el misionero Jorge Franco (Frente de la Concordia Misionero), y la puntana Ivana Bianchi (Unidad Justicialista).

En el oficialismo se mostraron sorprendidos por el ímpetu con el que la oposición planteó el reclamo, e inclusive lo atribuyen a una interna del propio Frente de Todos. “A lo mejor lo hacen para marcarle la cancha a Alberto Fernández”, caviló en diálogo con este diario un diputado del macrismo.

En el radicalismo señalaron que, si finalmente no prospera la idea de un decreto, Cambiemos estudia contribuir el jueves con los dos tercios al debate de un proyecto que inclusive sea superador del presentado por la oposición.