Gobierno y sector privado buscan un enfoque global para las regulaciones biotecnológicas

Aapresid participó del encuentro en la Secretaría de Gobierno de Agroindustria para fomentar criterios prácticos, de bases científicas y predecibles en las regulaciones biotecnológicas.

El presidente de la Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa, Alejandro Petek participó de la reunión de trabajo público – privada para consensuar una hoja de ruta con el fin de abordar asuntos respecto al Low Level Presence (LLP). 

Durante el encuentro se destacó la importancia de la  biotecnología como herramienta para la agricultura del mundo.

La innovación agrícola es una forma de mejorar la productividad de los productores de manera segura y sustentable en un contexto de creciente demanda internacional de alimentos y la existencia de limitaciones importantes, como el acceso limitado a las tierras cultivables y el cambio climático. 

En este sentido, la biotecnología sigue desempeñando un papel fundamental para hacer frente a estos desafíos mundiales que enfrenta la producción agrícola. 

La cantidad de cultivos biotecnológicos que se desarrollan y cultivan en todos el mundo aumentan cada año el número de aprobaciones asincrónicas y asimétricas en todo el mundo, a pesar de dos décadas de experiencia en la evaluación de la seguridad de estos productos. 

Existe una necesidad inmediata de abordar el creciente riesgo para el comercio derivado de la presencia bajo de nivel (LLP) de productos de biotecnología no aprobados en canales comerciales que afectan a los productores, importadores y exportadores, y a la seguridad alimentaria mundial y a los suministros en general. 

Ante esto, en el encuentro de hoy se llevó a cabo una hoja de ruta con los pasos a seguir, incluyendo la mesa de trabajo con los principales actores nacionales para consensuar y perfeccionar la estrategia en LLp y coordinar acciones públicas y privadas. 

Por su parte, Aapresid como representante argentino en ISGA (International Soybean Growers Alliance) se comprometió a presentar la postura de nuestro país en esta alianza de productores de soja de todo el mundo. 

A partir de este encuentro, el sector público y privado se comprometieron a avanzar en una estrategia que permita que los criterios a utilizar incluyan directrices internacionales basadas en la ciencia