“Este Gobierno tiene voracidad fiscal, y con cada minuto que pasa, la instancia del diálogo queda más lejos”, decía Horacio Salaverri, tesorero de CARBAP, en diálogo con Radio Campo -por Radio Colonia- analizando la ya aprobada Ley de Emergencia que lleva el límite para las retenciones a la soja al 33%.

Las cifras estipuladas por la administración de Alberto Fernández son, para Salaverri, “totalmente imposibles de resistir mirando la rentabilidad del sector hoy”. Por eso, advierte que si no avanza el diálogo con el Gobierno, “la situación puede ir tornándose más compleja, porque quieren seguir negociando pero con una Ley vigente que les permite subir los derechos de exportación a esos niveles”.

“El ministro Guzmán dice que el gasto no se puede tocar, entonces van directo a los ingresos. Sin inventiva, acuden a recetas viejas, a las prácticas más fáciles, a tomar un producto y ponerle derechos de exportación”, agrega.

Para él, está claro que no es tomado como un error desde el Poder Ejecutivo, pero llama a reflexionar sobre “lo errado que es creer que una solución que ya fracasó y que produjo pérdidas de producción, no dará el mismo resultado ahora”.

Además, remarcó el hecho de que se derogara el impuesto a la renta financiera: “Como contador sé que es un impuesto pésimo, de mala aplicación, difícil de liquidar, complejo, pero demostraba un concepto que muchos actores del actual Gobierno impulsaban, como gravar a quien tiene renta producto de la actividad financiera; ahora, un Gobierno que dice y quiere ser productivista, saca ese impuesto y para suplir ese ingreso le pone más tributos a la producción”.

“Es increíble hasta dónde llega el apetito fiscal”, dice el ex presidente de la entidad que nuclea a productores de Buenos Aires y La Pampa.