Continúan los incendios en Australia a pesar del alivio de las lluvias del fin de la semana pasada que funcionaron como un “mínimo paliativo” ante una situación que se tornó grave. Sobre eso dialogó con Palabra de Campo -por Radio 10- el médico veterinario Marcelo Zysman.

El especialista alerta que “los cálculos optimistas” hablan de la pérdida de unos 500.000.000 de animales, aunque los cálculos pesimistas mencionan que ese número podría duplicarse y que las pérdidas de animales llegarían a 1.000 millones, lo que equivale, explicaba, a toda la población latinoamericana y de España.

Según adelantó, se calcula que cerca del 50% o más representa animales de producción pecuaria, fundamentalmente ovejas. Y Australia es hoy poy hoy el mayor productor ovino a nivel mundial, por lo que esto tendrá un impacto fuerte en la economía mundial vinculada a los hilados de lana y la producción de carne ovina.

“Habrá que esperar al fin de esta catástrofe para ver qué pasa, porque no existe otra economía sustentable en la producción de ovinos para satisfacer la demanda de la merma australiana”, sostuvo el especialista.

Tal como explicaba Zysman, también está ocurriendo con otras especies, ya que también se produce en Australia con vacas o cerdos, aunque el animal más importante sean las ovejas. “Lo peor pueden ser las consecuencias y ver qué ocurre cuando se vaya el fuego”, concluyó.

Escuchá la nota completa: