Informe semanal CBOT: Avances generalizados en el mercado de granos

Con foco en las perspectivas de oferta en EE.UU., soja y maíz lograron avances. El trigo, apuntalado por el escenario internacional.

Los factores climáticos y el consecuente impacto sobre la producción, volvieron a trasladar dudas al mercado, convalidando un ascenso en los precios.

El maíz avanzó posiciones a fuerza de la incertidumbre que representa el área final sembrada. El clima no luce favorable, y aportó estímulo adicional.

El USDA recortó sus estimaciones de producción de trigo para los principales países productores y el mercado reaccionó con subas que permitieron un buen avance semanal.

 

VARIACIÓN – ACTUAL VS. CIERRE LUNES – CBOT
SOJA MAÍZ TRIGO HARINA SOJA
JUL-19 AGO-19 JUL-19 SEP-19 JUL-19 SEP-19 JUL-19 AGO-19
Saldo % 3,53 4,22 3,63 3,76 3,27 1,60 2,90 2,88
Saldo U$S/tn 11,30 13,60 6,20 6,50 6,25 3,03 9,70 9,70
Fuente: Grassi S.A. en base a Reuters.

SOJA (+ 11,30 $S/tn)

Los valores de la oleaginosa mostraron una paulatina recuperación, dirigida por la incertidumbre y el temor que transmite el desarrollo de la campaña americana.

La operatoria estuvo principalmente centrada en el seguimiento de la campaña estadounidense. La misma, presenta ciertas dificultades desde su inicio, y esta semana el mercado incorporó nuevamente perspectivas adversas para la producción.

En primer lugar, el panorama climático no ofreció las mejores condiciones. Pronósticos de escasas precipitaciones y temperaturas elevadas proponían respaldo a los valores. En ese contexto, a principios de semana el USDA señaló un ligero deterioro en el estado de los cultivos, cuando el mercado depositaba expectativas de una leve mejoría. En detalle, los lotes que califican como buenos y excelentes descendieron a un 53%, cuando el mercado esperaba que se ubicaran en 55%. De este modo, el potencial productivo de los cuadros transmitió cierta preocupación al mercado, apuntalando los precios.

Por otra parte, un nuevo informe del USDA trajo datos alcistas que reforzaron la tendencia del mercado. Los nuevos números propusieron un ajuste en la estimación de cosecha mayor a la que esperaba el consenso de los analistas. El volumen de producción se ubicaría en 104,6 mill. tn., cuando privados arriesgaban 105,6 mill. tn. A su vez, significa una caída de 8,3 mill. tn. respecto de la estimación mensual anterior. De acuerdo a los datos aportados por el organismo, el recorte es justificado por un ajuste tanto en área como en rindes.

En contra posición, el mercado encontró limites a la subas en nuevos datos provenientes de China. El volumen de importaciones del gigante asiático para el mes de Junio se ubicó en 6,5 mill. tn., representando una importante caída en términos inter-anuales. El promedio de los últimos 3 años pasa dicho mes, asciende a 8 mill. tn. Así, el conflicto comercial con EE.UU. y el avance de la fiebre africana sobre los cerdos, afecta al ritmo de compras del mayor importador de soja del mundo.

MAÍZ (+ 6,20 U$S/tn)

El cereal finalizó una semana con ganancias, en un mercado que reacciona ante la incertidumbre climática.

Si bien los nuevos números reportados por el USDA fueron de carácter bajista, no lograron transmitir calma al mercado. Entre los analistas, continuó dominando la incertidumbre respecto del área sembrada, variable clave para delinear el escenario productivo.

Tal como se esperaba, el área utilizada por el USDA, correspondió al relevamiento publicado a fines de Junio. Aunque, los operadores apuestan a que en la revisión sobre superficie que se está realizando (y se conocerá en Agosto), el organismo, realice efectivamente un ajuste en área. Es decir, la incertidumbre sobre la superficie utilizada configura el principal temor del mercado.

A su vez, el devenir climático aportó impulso adicional. Los pronósticos climáticos señalan escasas precipitaciones para los próximos días, junto con temperaturas más elevadas. Esto podría impactar negativamente sobre el desarrollo de los cultivos y los rindes potenciales.

Sumado a ello, no debe perderse de vista la fuerte suba del trigo, que traslada parcialmente firmeza a los precios del maíz.

TRIGO (+ 6,25 U$S/tn)

La semana transitaba con una moderada tendencia bajista y sobre el final los valores cobraron impulso.

El mercado del trigo transitaba la semana con relativa debilidad, -condicionado por dos elementos esenciales- aunque el nuevo informe mensual del USDA irrumpió con datos alcistas. Así, el impulso permitió acumular un notable avance en los precios.

Por una parte, la cosecha de la variedad de invierno avanza en Norteamérica y el ingreso de mercadería mantiene los valores condicionados. Según el último reporte semanal oficial las tareas cubrieron un 47% de la superficie, mientras que los lotes que aún restan por cosechar demostraron una ligera mejoría en su estado (un 64% de ellos mantiene condiciones buenas a excelentes). Por otra parte, en el resto de los países productores del hemisferio norte también avanza la recolección, y el mercado mundial de trigo se encuentra muy competitivo. Esto dificulta la participación del trigo americano en los negocios de exportación y agrega condicionamientos a los precios.

En medio de este contexto, la publicación del informe mensual del USDA trajo novedades alcistas para el cereal, brindando un fuerte impulso a los precios. Gracias a ello, las cotizaciones lograron finalizar la semana con un avance nada despreciable. En detalle, el organismo efectuó recortes en las estimaciones de producción para Rusia, Ucrania, Australia, Canadá y la Unión Europea. En conjunto, significó 10 mill. tn. menos de producción global, y un ajuste de similar magnitud para el cálculo de stocks finales mundiales para lo que sería la campaña nueva