Inundación en Chaco: pequeños agricultores y granjeros perdieron casi toda su producción

El titular de la cartera chaqueña de Producción aseguró que la situación es crítica y que la última gran precipitación complicó a una vasta zona de nuestra provincia. Ratificó que el gobernador ordenó a los funcionarios recorrer el interior, y admitió que hacen falta obras de infraestructura, pero con apoyo nacional. Puso como ejemplo que, en La Tigra, no ocurría algo así desde 1966.

Marcelo Repetto, en referencia a la precipitación ocurrida en Semana Santa, aseguró que “la situación es crítica, porque vino a acentuar lo que veníamos pasando de enero y marzo. Toda la rica zona productiva de la provincia se complicó”; y de paso mencionó el cuadro complicado que presentan algunas localidades como Corzuela, Bajo Hondo, la Montenegrina, Charata, General Pinedo, etc.

Destacando que todo esto, “da un panorama bastante delicado, porque estábamos en plena cosecha de algodón, y en 30 o 40 días teníamos que estar cosechando soja. También el maíz y sorgo se van a ver afectados”.

Ante esta situación de emergencia, subrayó que “el gobernador dispuso que los funcionarios recorran las distintas localidades”, y estimó que “lo importante va a ser que los campos puedan escurrir rápidamente. Ahora las temperaturas son más bajas, y la red terciaria está comprometida. Hay una multiplicidad de cosas que se dan. Estamos atravesando por un cambio climático, algo que se venía tomando en la agenda, y hay obras de infraestructura que deben hacerse”.

Reconoció que “el Ejecutivo tiene en cartera esas obras, pero es imposible que las haga una administración en un período, o solos, sin apoyo nacional. Uno necesita la mirada del Estado nacional”.

No obstante, opinó que “los canales podrían mitigar el daño, pero no hay estructura que pueda soportar 400 milímetros, no en días, sino en un par de horas. Es una situación que se viene dando con bastante frecuencia”. Y puso como ejemplo lo ocurrido en La Tigra, “donde desde 1966 no padecía una situación así. En todas las localidades estamos superando ya el promedio anual histórico, al igual que en Resistencia”.

En lo que hace a los efectos de estas inusuales precipitaciones y desplazamiento de grandes masas de agua, el ministro Repetto dijo que “más allá de los cultivos tradicionales, hay mucha agricultura menor, granjas, y hay productores que han perdido casi la totalidad de su producción”.

“El gobernador afectó recursos especiales”, afirmó, e informó que “las demandas principales son forrajes, vacunas, etc. “. Por otra parte anunció que “vamos a hacer un proyecto en el marco de la Ley Nacional de Emergencia Agropecuaria para poder asistir a los productores. También tenemos líneas específicas del CFI. Pero, igualmente todo es insuficiente, porque siempre quedamos cortos”.

Finalmente, el funcionario aseveró que “el gobierno pone todos los recursos en resolver primero la cuestión urbana, la salud y alimentos, cuidar a las personas, y después viene lo rural”