Jorge Chemes podría ser el nuevo Presidente de CRA, y pasar al lugar que hoy ocupa Dardo Chiesa. Sin embargo, explicó en diálogo con Radio Campo -por Radio Colonia- que habrá que esperar a noviembre para ver si logra el consenso de los confederados.

El ahora vicepresidente de la entidad explica que, si bien se ha dado como un hecho, prefiere no adelantarse, aunque sí confirma que está en la carrera para ocupar el cargo: “Quiero ser Presidente de CRA con el consenso de toda la entidad”.

En esa línea, Chemes habla de la coyuntura y advierte que ven con preocupación esta incertidumbre: “Genera mucha angustia no saber dónde estamos parados, pero hay que conservar la calma y estar atentos a todo lo que va pasando. Esta situación no es buena porque se paraliza el país y se ven grandes pérdidas económicas”.

¿Cómo imagina un escenario de diálogo en el que Alberto Fernández sea Presidente de la Nación y Chemes titular de CRA?

“Si después de diciembre yo soy Presidente de CRA y Fernández el de la Nación, quisiera que sea un panorama de diálogo por el que ya estamos trabajando todas las entidades. Más allá de lo que deseamos, en base a las declaraciones que hemos escuchado, tenemos la sensación de que es una cosa diferente lo que dicen unos u otros dentro del mismo espacio, pero esperaría que sea un panorama de confianza, diálogo y decisiones acertadas”, dijo.

Para él, los puntos de conflicto serían temas como el mencionado intervencionismo, o “un mercado que no esté claro respecto de la comercialización, o sacar medidas por decreto sin consenso de los sectores implicados”, la Junta de Granos, o las retenciones. Para él, todo eso genera un panorama negativo.

Sobre las retenciones, indicó que “sabemos que hoy son una parte muy importante de los recursos con los que cuenta el Estado y que no es fácil suplantarlos, pero creo que habrá que pensar en una reforma impositiva para salir de esta situación, hay que buscar una manera de que el Estado se pueda financiar, que se bajen los gastos del Estado y que los productores argentinos no se sientan asfixiados”, concluyó.