En el último día de la muestra agroindustrial, la Asociación Argentina de Angus presentó su primer informe económico sectorial realizado en conjunto con la consultora AZ Group, un nuevo servicio de la Asociación que incluye un relevamiento de la actividad ganadera general y de Angus en particular.

“Lo que hacemos es analizar la situación de la ganadería a nivel país y compararla con los resultados, tanto de los remates como las exposiciones de Angus, tratando de hacer foco en ese diferencial que se genera al pertenecer a la Asociación”, explicó Diego Ponti, de AZ Gropup.

Entre otros parámetros, analizan comparativamente los precios promedios a nivel país, los precios de los remates generales y los resultados de los remates y exposiciones de Angus.

“Primero evaluamos cómo está Angus hacia adentro, cuántas cabezas se llevan comercializadas y los precios de este año con respecto a los anteriores. Y después se comparan con la media general”, dijo Ponti. De esa manera, explicó, “se puede ver qué diferencia estoy tomando hoy por ser Angus versus los que tienen rodeo Angus pero están por afuera de la Asociación, es decir, sin estar certificados”.

También avanzan en cuestiones de márgenes para el criador, con un análisis de tres niveles de adopción de tecnología posibles: bajo, medio y alto. “El nivel alto es el que identifica a los productores de la Asociación, los que invierten en genética, en pasturas, que obtienen una mayor producción de kilos de carne y tienen un diferencial en el precio”, indicó Ponti.

Además, realizan un seguimiento sectorial de la ganadería, “es lo que llamamos la macroganadería, que es básicamente seguir los indicadores de faena, producción, exportaciones, porcentaje de hembras en faena, etc. para ofrecerle al productor una foto actual de la ganadería a nivel país”, detalló.

En cuanto a los resultados del informe, Sebastián Salvaro, integrante de la consultora, indicó que “en la macro son favorables en el corto plazo para el mercado de la carne, y quienes lo están captando más rápidamente son los productores que tiene un sistema de producción basado en genética, en manejo, en alta competitividad”.

Consultado sobre el mentando boom ganadero, Salvaro aseguró que ya se puede ver en algunos indicadores: “Aún siendo optimistas, no pensábamos que íbamos a llegar a estos 650.000 tn de carne exportadas”, ejemplificó. “Si nos paramos en una mirada de corto plazo, está siendo muy favorable; si miramos a mediano plazo siempre hay algún gris y a largo plazo somos muy optimistas. Es decir que tenemos un 66% de probabilidades de que sea bueno”, analizó.

Durante la charla, Ponti también hizo foco en el contexto global desde el punto de vista cualitativo, apuntando a las oportunidades y demandas de los mercados de valor que hoy son cada vez más exigentes con consumidores mucho más desarrollados e informados. “A ellos ya nos les alcanza con que le digan que es carne argentina, quieren la certificación, el sello: si es Angus, ponele que es Angus. Ahí tenemos un nicho de valor inmenso para trasladar todo el potencial de la genética Angus hacia el consumidor final”, remarcó

 

Sistema de evaluación genómica

Durante la mañana del viernes, la Asociación también presentó su nuevo sistema de evaluación genómica de reproductores, único en Latinoamérica que pondrán en servicio el próximo lunes. “Consiste en evaluar a los reproductores a través de un análisis genómico de ADN a partir de un pelo o una gota de sangre que nos permite hacer una proyección de ese animal apenas nace, sin necesidad de esperar a que tengan descendencia para poder evaluarlo”, explicó el director ejecutivo de la institución, Javier Martínez del Valle. Para eso, durante 5 años trabajaron en armar el genoma del Angus argentino, en conjunto con un equipo del INTA, la Universidad de Georgia y técnicos de la Asociación.

Desde el lunes, el servicio estará disponible para los criadores a un valor de 38 dólares por reproductor y solo una muestra de pelo del animal será suficiente para poder realizar la evaluación genómica.