San Miguel de Tucumán, Tucumán. Clasificación de limones para exportación a la Unión Europea, en la planta de empaque o establecimiento empacador.

El limón argentino sigue ganando terreno en el mundo, posicionándose como un
abastecedor competitivo de limón amarillo. A los mercados alcanzados en 2018, Estados Unidos y Japón, se sumaron nuevos destinos en 2019: Vietnam, India y China. Con una búsqueda orientada a abrir más caminos este año, los limones llegaron a Fruit Logística, en Berlín, para promocionarse ante el mundo.

Sobre eso dialogó con Radiocampo -por Radio Colonia- el Ing. Martín Carignani, integrante de la Comisión Directiva de ACNOA y director de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad en San Miguel S.A. El dirigente frutícola insistió en que, después de abrir y enviar los primeros limones a India y Vietnam, China era la asignatura pendiente para expandirse en ese continente. Según explicó, se trata de un mercado de mucha importancia y estratégico, tanto por su dimensión como por su potencial.

En el presente, dice, el desafío del sector es redoblar esfuerzos en la promoción comercial para poder ser proveedores de un producto de alta calidad en sociedades que recién empiezan a conocer las virtudes del limón amarillo y lo están incorporando en sus dietas.

Para todo eso, advierte, siempre es necesario contar con políticas de Estado que acompañen ese crecimiento y apuesten a la exportación, además de promover un aumento y mejora en la productividad fronteras adentro. Sobre todo, explica, se necesitan medidas que vuelvan a Argentina competitiva frente a los otros países exportadores de limones.

Desde ACNOA adelantan que para la campaña 2020 se espera un volumen estándar que permita sostener la demanda debido a la disminución de producción de otros países productores, con calidad óptima de fruta. “Vamos a abastecer a todos los clientes bajo la premisa de cuidar al extremo la calidad de la fruta para responder a las exigencias de los diferentes mercado”, expresó Carignani.

Escuchá la nota completa: