La Secretaría de Gobierno de Agroindustria es sede de la 129° Reunión Plenaria de la Comisión Nacional de Alimentos (CONAL), presidida por la Secretaría de Alimentos y Bioeconomía durante el presente año. El encuentro que se desarrolla hasta mañana con la participación de autoridades provinciales de los organismos competentes de Salud, Agroindustria y Producción tuvo eje en la primera jornada los avances en Buenas Prácticas Agrícolas en frutas y hortalizas.

“Hace más de un año y medio que estamos trabajando para la modernización de la CONAL, en pos de un objetivo común, que es mejorar la calidad y la inocuidad de los alimentos que Argentina vende al mundo”, destacó el secretario de Alimentos y Bioeconomía, Andrés Murchison, en la apertura del encuentro.

De la reunión también formaron parte la secretaria de Regulación y Gestión Sanitaria de la Secretaría de Gobierno de Salud, Josefa Rodríguez Rodríguez; el subadministrador de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), Waldo Belloso; el presidente del Senasa, Ricardo Negri; la directora nacional del Instituto Nacional de Alimentos (INAL), Natalia Jakubowski; la directora Nacional de Alimentos y Bebidas, Mercedes Nimo, y representantes de las distintas provincias argentinas.

Al respecto, los organismos coincidieron en que la Comisión es un ejemplo de construcción colectiva en la búsqueda de consensos para generar un cuerpo normativo sobre los alimentos en pos del bien común. Y en este sentido, Josefa Rodríguez, destacó la importancia de la generación de empleo y la comercialización efectiva de la mano de la búsqueda de garantías para ofrecer alimentos sanos a la población como las dos caras de una misma moneda.

En este marco, la directora nacional de Alimentos y Bebidas, Mercedes Nimo, en representación de Agroindustria, se explayó sobre el Programa Nacional de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) para frutas y hortalizas, puntualizando en los ejes en educación, capacitación, difusión, asistencia técnica y transferencia tecnológica, formalización sanitaria y comercial, y promoción del consumo.

En este sentido, se hizo mención a las diferentes experiencias que se desarrollaron el año pasado en distintos puntos del país con el curso de “Formador de Formadores”, junto a INTA y Senasa. “Nos propusimos llegar a 1.000 técnicos capacitados en todo el país”. Además, como segunda etapa, se planteó la continuidad de los cursos para aquellos formadores que quieran a su vez ser implementadores, con una asistencia técnica que incluye trabajo en territorio y la participación adicional de Cambio Rural y Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE).

Por su parte, el equipo técnico de INAL presentó el trabajo que se viene haciendo a partir de la “Guía de recomendación para un menú libre de gluten seguro”, a fin de sumar más establecimientos gastronómicos en el uso e implementación de la guía.

Entre los temas abordados se destacaron el avance a trámite administrativo para su próxima incorporación los límites de sodio en aderezos y salsas, la actualización de criterios microbiológicos para huevos frescos, armonizando la norma con la regulación de Senasa, el límite que establece el Código Alimentario Argentino (CAA) respecto a la presencia de arsénico en aguas; la incorporación de la hierba paramela al Código como aromatizante, entre otros.

La reunión continuará mañana donde está previsto el tratamiento de alimentos sin lactosa, sal de calidad alimentaria, descongelado de carne porcina y la incorporación de agua de mar al CAA, entre otros puntos.