La decisión de China de aumentar e imponer nuevos aranceles a productos estadounidenses a partir del 1 de septiembre, en otro capítulo más de la guerra comercial que ambas potencias mantienen hace más de un año, impactó de lleno en la soja, la cual cayó en torno a los US$ 5 en el mercado de Chicago.

El contrato de septiembre de la oleaginosa cayó 1,48% (US$ 4,68) hasta US$ 309,84 la tonelada, a la vez que el de noviembre lo hizo por 1,41% (US$ 4,50) para concluir la jornada a US$ 314,71 la tonelada.

Los fundamentos de la caída radicaron en la decisión de China de imponer nuevos aranceles y aumentar los ya establecidos a productos procedentes de Estados Unidos por US$ 75.000 millones a partir de septiembre, misma fecha en la cual entrarán en vigencia gravámenes a la importación de productos chinos impuesto por el país norteamericano equivalentes a US$ 300.000 millones.

Entre el universo de productos que contarán con nuevos aranceles, se encuentra la soja proveniente de Estados Unidos, la cual tendrá un arancel adicional de 5%.

Asimismo, otros productos de origen agropecuario se verán grabados, entre los que se encuentran maníes, mariscos, pollo, frutas y verduras, y piel de animales.

“Esto representa una nueva escalada en la guerra comercial entre las dos principales economías del mundo, y afecta particularmente al mercado de soja, dado que China es el principal comprador de la oleaginosa norteamericana”, explicó la Bolsa de Comercio de Rosario en su análisis diarios sobre Chicago.