Así lo dispuso el Tribunal brasileño de 1° Instancia de ese país, informó hoy la Secretaría de Gobierno de Agroindustria de la Nación.

El fallo se basa en diversos artículos científicos que demuestran que las exportaciones de camarones y langostinos de la Argentina no representan un riesgo real y efectivo para Brasil.

De esta manera, se avala el trabajo científico conjunto que ambos países realizaron y que concluyó en marzo de 2013.

Si bien el fallo del Tribunal brasilero puede ser apelado dentro de los 15 días siguientes a su publicación, la simple interposición de la apelación no será suficiente para prohibir la importación de langostinos y camarones de origen argentino.

“El sector pesquero argentino es un altamente competitivo, y representa grandes oportunidades comerciales y de crecimiento productivo dado su fuerte sesgo exportador”, destacó Agroindustria en un comunicado.

Entre 2016 y 2018, el total de las exportaciones argentinas de langostinos al mundo alcanzó un promedio 176.000 toneladas, equivalentes a US$ 1.167 millones al año, recordó el informe.

La Unión Europa es el principal destino de las exportaciones de langostinos, seguido por China, que en el último año incremento 39% las cantidades respecto a 2017, completó el comunicado oficial.