El maíz operó en baja por cuarta jornada consecutiva, afectado por el informe del USDA publicado el pasado lunes, que indicó una mayor producción y consecuentemente una mayor cosecha del cereal.

El contrato maíz 09/19 cayó US$ 2,76 (1,91%) hasta US$ 141,33 la tonelada.

Por su parte, la soja cerró con pérdidas, atribuidas a operaciones de toma de ganancias por parte de los fondos y al contagio por la caída en los precios del petróleo crudo.

También, las preocupaciones con respecto a las ventas externas de la oleaginosa a pesar del relajamiento en cuanto a las tensiones comerciales con China.

El contrato 08/19 perdió US$ 4,04 (1,26%) hasta US$ 316,36 la tonelada; el aceite 08/19 resignó US$ 1,54 (0,23%) hasta US$ 641,53; y la harina 08/19 US$ 5,29 (1,61%) hasta US$ 322,97.

En cambio, los futuros de trigo operaron con ligeras subas a causa de operaciones de compras técnicas por parte de los fondos de inversión.

Además, los datos favorables relacionados al volumen de exportaciones del cereal le aportan firmeza a los precios.

El contrato 09/19 registró un alza de US$ 0,64 (0,37%) hasta US$ 174,07 la tonelada.