El Gobierno de La Pampa prohibió la comercialización de agroquímicos en toda la provincia después de que Campo Limpio no cumpliera con el compromiso asumido de construir tres CAT (Centros de Acopio Transitorios) en un plazo de 270 días. Diez días antes de que llegue el plazo, la administración pampeana advirtió a los proveedores de insumos que esto podía pasar, y finalmente pasó.

Antonio Ocerín es periodista agropecuario de La Pampa, y en diálogo con Radiocampo -por Radio Colonia- advierte que ahora los productores se encuentran ante una realidad más amplia que la de no poder comprar agroquímicos en su provincia, porque la Ley apuntaría a poner en vigencia algunas medidas restrictivas sobre las aplicaciones.

Las mismas irían en la línea de lo que ocurre en Entre Ríos, es decir, ampliar los kilómetros de distancia de las poblaciones -que incluyen a las escuelas rurales-. Para muchos productores pequeños, advierte la Federación Agraria, esto los dejaría sin posibilidad de hacer aplicaciones en todos sus campos, que tienen menos de 250 hectáreas.

Los productores medianos están en una situación similar, y se preguntan qué harán con su producción de girasol, porque se les está yendo el tiempo. “Los productores insisten en que son medidas que, de tomarse, requieren tiempo de anticipación para evitar pérdidas de producción”, concluyó.

Escuchá la nota completa: