El subsecretario de Asuntos Agrarios de La Pampa, Alexis Benini, reiteró la pretensión de su provincia de vender carne con hueso al sur de la barrera sanitaria y eliminar las restricciones en Río Negro y Neuquén. Los pampeanos vuelven a la carga y apuntan contra Río Negro, la provincia patagónica que con más fuerza defiende la existencia de una barrera al asado pampeano como una forma de fortalecer la ganadería propia.

Benini, aseguró que el Senasa le confesó que no hay riesgo para la región y por eso señaló que la prohibición vigente responde a intereses comerciales. En territorio pampeano, el kilo de asado se paga desde $70 y en Cipolletti duplica ese valor.

“No existen riesgos. Es imposible generar un riesgo. Lo dice el Senasa”, afirmó Benini a AM740. Y aseguró que el organismo “reconoce el informe técnico y que es una cuestión comercial, que es querer venderle a Estados Unidos. Habría que ver si tenemos las condiciones para exportar. Creo que la única forma de desarrollarnos como Patagonia, en ganadería, sería el trabajo en conjunto y no cobrar el precio que se les cobra a los consumidores internos”.

Benini apuntó directamente al gobierno rionegrino y manifestó: “Tenemos que dejar de decir barrera sanitaria. Son argumentos comerciales que se esgrimen desde Río Negro y la Nación. Defienden intereses que responden a otra cosa. No tienen argumentos, no tienen cara”.

La Provincia, en tanto, ratificará la necesidad de mantener la prohibición al asado con hueso para garantizar que la carne del sur del río Colorado es libre de aftosa sin vacunación .

Dicen que frenará el contrabando

Para Benini, el contrabando de mercadería existe y se ignora. “La apertura de la plancha de asado no sólo sería para La Pampa, no es exclusiva. La verdad es que con mayor cantidad de productos, los costos van a bajar. Eso lo va a regular el mercado”.