La peste africana puede matar a un tercio de los cerdos de China

Esta cantidad equivale casi todos los porcinos que crían Estados Unidos y Europa juntos, y es un nuevo problema para la economía del gigante asiático.

HEBEI, China (CNN) — Los cerdos de Sun Dawu empezaron a morir por un virus misterioso en diciembre pasado. Cuatro meses después, los 20,000 cerdos de una granja estaban muertos. 15,000 murieron por el virus y se sacrificó a los otros 5,000 por precaución.

“Todo empezó con unos cuantos cerdos al día, luego fueron cientos”, dijo Sun, criador de cerdos y empresario agrícola de la provincia de Hebei, China. “Al final, morían 80 cerdos en un solo día”.

La peste porcina africana (PPA) está diezmando a la industria porcina en China, la mayor del mundo por mucho. El banco alemán Rabobank, que da créditos al sector agrícola mundial, estima que la población de cerdos en China podría reducirse en un tercio en 2019 (hasta en 200 millones de animales) debido a la enfermedad y a los sacrificios preventivos. Para ponerlo en contexto, es casi la misma cantidad de cerdos que hay en Estados Unidos y en Europa.

El virus es inofensivo para los humanos, pero es letal para los cerdos; hasta ahora, no hay cura ni vacuna. El brote se originó en África y se registró en el este de Europa y en Rusia antes de que llegara a China en agosto pasado.

Desde entonces, se ha propagado a otros países asiáticos, entre ellos Vietnam y Camboya.

En marzo, el gobierno chino señaló que tenía “buen control” de la epidemia. En una conferencia de prensa en abril, el gobierno chino señaló que la PPA no se estaba propagando tan rápido como antes.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las autoridades centrales de China han tomado las medidas correctas para controlar el virus.

“Han hecho todo lo posible para controlar la enfermedad. Tenían un plan, tenían una estrategia, han estado respondiendo muy vigorosamente”, dijo Vincent Martin, representante de la FAO en China.

Granjas arrasadas

Sin embargo, es probable que la magnitud del brote sea mayor a la que estiman las autoridades; algunos productores le dijeron a CNN que la enfermedad no siempre se reconoce a nivel local.

Sun dijo que en las pruebas iniciales que las autoridades provinciales aplicaron a sus animales en la granja de Hebei, no se detectó la PPA. Sin embargo, una vez que publicó en internet fotos de sus animales muertos, el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de China los analizó y confirmó que portaban el virus.

También en Hebei, la criadora Zhang Haixia vio como murieron sus 600 cerdos. Le dijeron que la causa oficial de muerte había sido una influenza porcina común.

“Las autoridades locales tenían miedo de que los hicieran responsables”, dijo a CNN. “Nos amenazaron con tomar represalias si reportábamos a sus superiores en el gobierno. Tienen miedo de perder su trabajo por esto”.

CNN se comunicó con las autoridades en Hebei para pedirles comentarios, pero no ha recibido respuesta.

Martin, de la FAO, advirtió que podrían tardar años en contener completamente el brote.

“No estoy seguro de que podamos decir que está bajo control porque sabemos lo compleja que es la enfermedad”, dijo. “Tenemos experiencia en otros países, en los que tomó años entender cómo funciona la enfermedad”.

No hay suficientes cerdos en el mundo

Uno de los principales problemas a los que China se enfrenta en la contención de la PPA es que la industria porcina está fragmentada. Martin dijo que hay miles de granjas pequeñas que podrían no tener las medidas adecuadas de bioseguridad para controlar la propagación de la enfermedad.

Otra de las complicaciones es que el virus puede sobrevivir varios meses en los productos de cerdo, lo que significa que puede volver a llegar a las piaras por accidente.

Además, no solo los productores se están viendo afectados. La epidemia también podría tener un impacto económico más amplio: China es el mayor consumidor de cerdo en el mundo y es un alimento básico para la gran mayoría de sus 1,400 millones de habitantes.

Según los pronósticos del gobierno, el precio del cerdo podría alcanzar niveles récord en la segunda mitad de 2019 porque la demanda supera por mucho a la oferta.

Los analistas dicen que no hay suficiente cerdo en el mundo para cubrir la escasez esperada en China y es probable que los consumidores recurran a otras carnes para sustituirlo.

El informe de Rabobank predice que habrá un cambio mundial “sin precedentes” en el suministro de proteína a China para cubrir el déficit.

“Lo más probable es que el cambio genere escasez inesperada del producto en los mercados que los proveedores atendían […] lo que a final de cuentas desembocará en el aumento mundial del precio de las proteínas”, escribió Christine McCracken, autora del informe .

Los productores de cerdo en Europa y Estados Unidos están empezando a aumentar sus envíos a China aunque las exportaciones de Estados Unidos están gravadas con un arancel del 62% por la guerra comercial.

En el calendario lunar, 2019 es el Año del Cerdo. Se supone que es un año auspicioso, pero para la industria porcina en China, es todo menos eso