La semana cierra con pérdidas generalizadas para los commodities agrícolas en el Mercado de Chicago

Pérdidas generalizadas para los commodities agrícolas en el mercado de referencia. La gran oferta de granos pesó sobre los precios. El fortalecimiento del dólar, agregó presión.

Los futuros de soja manifestaron un notable ajuste, ante el ingreso de la abundante oferta sudamericana y el sombrío panorama de demanda que transmite China.

Los contratos de maíz cedieron posiciones, en un contexto de abultados stocks en EE.UU. y favorable desarrollo de las campañas de Brasil y Argentina.

Leve retroceso para el trigo, en un mercado condicionado por el buen desarrollo del trigo de invierno en EE.UU. El escenario productivo mundial, agregó presión. 

VARIACIÓN – ACTUAL VS. CIERRE LUNES – CBOT
SOJA MAÍZ TRIGO HARINA SOJA
MAY-19 JUL-19 MAY-19 JUL-19 MAY-19 JUL-19 MAY-19 JUL-19
Saldo % -3,07 -3,08 -1,95 -1,57 -2,08 -1,34 -1,09 -1,01
Saldo U$S/tn -9,92 -10,10 -2,76 -2,26 -3,40 -2,20 -3,64 -3,42
Fuente: Grassi S.A. en base a Reuters.

SOJA (- 9,92 U$S/tn)

Los valores de la soja transitaron con un claro retroceso a lo largo de la semana. Los fundamentos bajistas se adueñaron de la operatoria y prácticamente no hubo elementos que brindaran estímulo a los precios.

Dos aspectos fundamentales se conjugaron para imponer pérdidas en los precios de la oleaginosa: el escenario de holgada oferta en los principales países productores y la incertidumbre proveniente de China (principal demandante).

Ante la ausencia de elementos alcistas, el mercado no pudo escapar a la debilidad que genera el ingreso de un notable abasto de mercadería desde Sudamérica. En detalle, en Brasil las labores de cosecha estarían pronto a finalizar (más de un 90% del área). Así, ya es un hecho la disponibilidad de unas 113-115 mill. tn. Por su parte, en Argentina la trilla avanza sobre un 50% de la superficie apta, destacándose un buen progreso sobre la región productora núcleo. Los rindes relevados al momento se mantienen por encima de las expectativas, y se permite descontar una producción que rondaría las 55-56 mill. tn. (de no mediar ningún evento climático desfavorable).

En tanto, en EE.UU. la siembra de la nueva campaña acaba de iniciar (1% de avance frente al 2% histórico) y el clima aún no ofreció amenazas considerables para proponer un alza de precios. Los stocks se mantienen elevados y el conflicto comercial con China afecta el ritmo exportador. Sobre ello, no han trascendido novedades positivas sobre un posible acuerdo y el mercado deja sentir la presión.

Otro aspecto que ganó particular relevancia, fue el brote de fiebre africana que afectó a la producción de cerdos en el gigante asiático. Según distintas versiones, aún se desconocen con certeza los límites en la propagación del virus y se especula con una caída en el stock de porcinos que rondaría el 20%-30% para el corriente año. De este modo, el mercado lee una potencial caída en la demanda de poroto y harina de soja para alimentación animal, en el corto plazo.

MAÍZ (- 2,76 U$S/tn)

Los futuros de maíz acumularon un moderado descenso, pese a un ligero intento de recuperación sobre las últimas dos ruedas de la semana.

Los precios del cereal se mantuvieron condicionados por un contexto de fundamentos que no ha cambiado sustancialmente.

En EE.UU. los stocks de maíz son abundantes, y el sector exportador no logra dar el suficiente impulso para estimular los valores. El programa exportador planteado para la actual campaña se cumple en un 78% y demuestra un retraso frente al ritmo de cumplimiento histórico (84%).

En tanto, el mercado comienza a focalizar su atención en el desarrollo de la nueva campaña. La siembra avanza sobre un 6% de la superficie total, y se manifiesta con demoras respecto al ritmo histórico (12%). Los mapas climáticos mantienen pronósticos con posibilidades de lluvias por encima de lo normal para los próximos días, generando temores por mayores demoras. Esta cuestión, logró transmitir cierto respaldo a los valores sobre las últimas ruedas, aunque no alcanzó para doblegar a los elementos bajistas.

En tanto, el desenlace de la campaña Sudamericana, propone el ingreso de notables volúmenes de producción en Argentina y Brasil. En el primer caso, avanza la cosecha dentro de los parámetros normales (28%) y los buenos rindes registrados permiten mantener una estimación de producción cercana a 48 mill. tn. En Brasil, el mercado aguarda por una notable recuperación en el volumen de segunda, y la cosecha total ascendería a 94 mill. tn.

TRIGO (- 3,40 U$S/tn)

El trigo también estuvo afectado por fundamentos bajistas y manifestó una ligera caída en términos semanales.

El mercado del trigo estuvo condicionado por las buenas perspectivas de producción que se mantienen en los principales países productores del hemisferio norte.

En cuanto a ello, en primer lugar se destacó una nueva mejoría en el estado del trigo de invierno de EE.UU. que tomó por sorpresa a los operadores. Según el informe semanal de cultivos del USDA, un 62% de los cuadros califican como buenos a excelentes (frente a un 60% que esperaba el mercado). El reporte, también señaló un avance de siembra de trigo de primavera del 5%, demostrando un fuerte retraso respecto del promedio histórico (22%). Este fue el único elemento que aportó cierto respaldo y evito mayores caídas.

En el plano internacional, se destacaron datos alentadores para Rusia y Ucrania. El devenir climático se encuentra favorable para la siembra de trigo de primavera en los países de la zona del Mar Negro, y se alimentan las expectativas de un buen volumen de producción de trigo total. De este modo, el Consejo Internacional de Granos (IGC) elevó sus estimaciones de cosecha para Rusia desde 77,1 mill. tn. a 79,5 mill. tn.

Se recuerda, que en líneas generales el mercado de trigo opera condicionado por las grandes existencias a nivel mundial. Esto propone una fuerte competencia en los negocios de exportación entre los diversos orígenes. A propósito, el fortalecimiento del dólar frente a las demás divisas del mundo durante la semana, agregó presión a los precios del cereal. El índice Dólar DXY, avanzaba 0,5% respecto de la semana anterior, ubicándose en 97,96 unidades