La directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, tras reunirse con el presidente Mauricio Macri en Osaka, en el marco de la cumbre del G20, reiteró hoy el apoyo del organismo al “programa de estabilización económica de Argentina y los continuos esfuerzos de políticas para abordar las vulnerabilidades económicas”.

“Reiteré el apoyo del Fondo al programa de estabilización económica de Argentina y los continuos esfuerzos de políticas para abordar las vulnerabilidades económicas, incluida la reducción de los desequilibrios fiscal y de cuenta corriente del país, y el combate decisivo de la inflación”, afirmó Lagarde, en una declaración, dada a conocer al término del encuentro.

En esa dirección, la gerenta del FMI evaluó que “estos esfuerzos están comenzando a dar resultados y deberían sentar las bases para el retorno de la confianza y el crecimiento”.

El programa acordado con el FMI contiene entre otros puntos la reducción del déficit primario a 1,3% en 2019 y equilibrio fiscal primario en 2020. También apunta a fortalecer la autonomía del Banco Central para establecer las metas de inflación, con una anticipación de tres años, en consulta con el Ministerio de Hacienda. Otros puntos del acuerdo son bajar a cero las transferencias del BCRA al Tesoro, el saneamiento de la hoja de balance del Banco Central y el envío al Congreso de un proyecto de reforma de la carta orgánica del organismo que refuerce su autonomía, entre otros puntos.

Asimismo, sostuvo que fue un placer reunirse con Macri en Osaka. “Tuvimos una conversación muy productiva, intercambiamos puntos de vista sobre la perspectiva económica mundial y sobre los acontecimientos recientes en Argentina”, explicó.

Por último, Lagarde adelantó que “las autoridades argentinas y el equipo técnico del Fondo están cerca de concluir sus conversaciones sobre la cuarta revisión del acuerdo Stand-By y espero poder presentarlo a nuestro Directorio Ejecutivo muy pronto”. (Télam