Las candidaturas intentan alejarse de la polarización y apelan al “peronismo moderado”

En diálogo con Radio Campo, el analista político Facundo Nejamkis aclara el panorama político tras la presentación de los principales frentes que competirán estas elecciones.

A poco tiempo del inicio oficial de la campaña electoral, las jugadas de los principales partidos políticos dan que hablar. En el arranque de esta semana, Mauricio Macri anunció que su precandidato a vicepresidente será Miguel Ángel Pichetto.

El movimiento que decidió Cristina Fernández de Kirchner al elegir a Alberto Fernández como su candidato a Presidente tiene que ver con darle una dimensión más peronista al kirchnerismo y permitirle perforar el 40% de los votos que le cuesta mucho conseguir en elecciones en las que el peronismo tiene una alternativa independiente a la polarización. Así lo explicaba Facundo Nejamkis, analista político y director de Argentina Opina, en diálogo con Radio Campo.

Nejamkis asegura que el Gobierno también tomó nota de esto, y lo que trata de hacer es demostrar que esta elección no representa una competencia entre el kirchnerismo y el antikirchnerismo, o de Cambiemos contra el peronismo unido.

Para eso, suma a la fórmula presidencial a Miguel Ángel Pichetto, uno de los miembros de aquel peronismo al que desde el oficialismo llaman “moderado” o “racional”.

Esto se da porque en general en las elecciones provinciales vienen ganando los oficialismos más moderados, aquellos que tendieron a construir mayorías más amplias. Hay un triunfo de la moderación, advierte.

Entonces Macri suma a Pichetto y Cristina a Alberto Fernández para seguir en esa línea. Las dos principales fuerzas políticas muestran así una tendencia a ir hacia el centro, aunque después en las gestiones esto pueda cambiar, pero en las candidaturas seguirán este camino hacia la moderación, y en contra de la polarización.