La afluencia masiva de público que se registró ayer en las entidades bancarias, en muchos casos sin respetar el distanciamiento social recomendado frente a la pandemia de coronavirus Covid-19, motivó que se decidiera habilitar los bancos durante el fin de semana y en horario de 10 a 17.

Así lo acordaron en una reunión que se realizó en la Residencia de Olivos de la que participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los titulares del Banco Central, Miguel Pesce; y de la Anses, Alejandro Vanoli.

Para evitar las aglomeraciones, el Banco Central dispuso anoche que las sucursales bancarias atiendan a partir de hoy y hasta el miércoles con horario ampliado de 10 a 17, exclusivamente para jubilados y pensionados, por ventanilla y de acuerdo con la finalización del número de documento.

En principio se había definido que el horario fuera de 9 a 16, pero para unificar la lectura de la norma en todas las provincias, se decidió extender dos horas al cierre habitual.

De acuerdo con el nuevo cronograma de pagos, los pendientes de cobro de marzo y jubilaciones no contributivas serán atendidos hoy para los DNI con terminación en 0 y 1; y mañana domingo 5 serán atendidos los beneficiarios con DNI terminados en 2 y 3, para dar continuidad ya en los siguientes días hábiles.