En agosto Argentina embarcó 53 mil toneladas de carne vacuna, por un valor de 290 millones de dólares aproximadamente, lo que hace suponer que podría terminar el año vendiendo más de 700 mil toneladas al exterior, lo que representa un ingreso de divisas al país por casi 4 mil millones de dólares.

Así lo aseguraba en diálogo con Radio Campo -por Radio Colonia- el Presidente del Consorcio de Exportadores de Carne Vacuna, Mario Ravettino, que sostiene que se ha exportado mucho más que el año pasado.

El mercado de más volumen, claro, es China, que compra el 72% de la carne que exporta Argentina -unas casi 233 mil toneladas-, y comparada con los números de los destinos que le siguen, la diferencia es sustancial, porque el próximo puede ser Rusia, la Unión Europea o Chile, que compran entre 20 y 25 mil toneladas.

Un punto a destacar es que, mientras en la exportación los números llevan al brindis, el mercado interno está totalmente deprimido. Lo estaba antes de agosto y todo indica que eso empeoró después de la devaluación que hizo, otra vez, perder poder adquisitivo al consumidor.

Pero ante la consulta sobre qué hacer para mejorar esto, Ravettino pregunta: “¿Qué pasaría con la producción de carne argentina si el país estuviese atravesando esta misma crisis en el mercado interno pero no tuviese la posibilidad de exportar?”.

En lo que sí están pensando los exportadores es en las elecciones y lo que dejaron las PASO y el impacto que un nuevo Gobierno podría tener en la exportación. Sin embargo, Ravettino asegura que “estamos tranquilos porque un proceso que ha sido tan virtuoso indudablemente no se puede cambiar”.

“Las cosas que están bien, que tienen un objetivo, como lo ha demostrado la cadena de carne bovina, no tendría por qué modificarse”, dijo, y enfatizó en que, por supuesto, cada Gobierno le dará los matices o la impronta que determinen sus características ideológicas o políticas.

Para él, los “hechos del pasado” como el cierre de exportaciones, de frigoríficos, la disminución fuerte del stock ganadero, la baja grande de mano de obra que eso trajo, no se pueden repetir, e hizo hincapié en que “lo que las dos alternativas de Gobierno proponen, nos deja tranquilos”.

Es que tanto Macri como Fernández hablan de seguir exportando más carne por los resultados que ha dado en el país. Por eso, contó, le propondrán a quien sea electo lograr en cuatro años que se vendan al exterior 1.200 millones de toneladas de carne, con un ingreso de más de 6.500 millones de dólares al país.