Los matarifes piden respuestas de ARBA y Vidal y podrían ir a un paro

El vicepresidente de CAMyA, Sergio Pedace, dialogó con Radio Campo acerca de este reclamo que arrastran hace meses y que parece no tener solución, por el que piden intervención a María Eugenia Vidal.

El presidente de CAMyA, la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores, Leonardo Rafael, se reunió con funcionarios de ARBA en La Plata. Luego de varias solicitudes de audiencia, finalmente fue recibido por el Jefe de Asesores, y parte del equipo del titular del organismo recaudador. El titular del organismo Gastón Fossati no se presentó al encuentro, argumentando razones de agenda, este es uno de los problemas.

Así lo comentaba en diálogo con Radio Campo -por Radio Colonia- el vicepresidente de la entidad, Sergio Pedace, que asegura que en la reunión se expusieron los temas que reclamamos hace tiempo: que el organismo realice acciones de incorporación del comercio minorista, que no caiga sobre los matarifes todo el peso del control de las carnicerías y que cesen las dobles o triples fiscalizaciones al mismo matarife por partes de diferentes áreas del organismo.

También solicitaron que se coordine con AFIP la implementación propuesta por CAMYA,  del “sujeto no categorizado” que implicó una baja de la percepción del 5,25% al 2%. Sin embargo no vieron que ARBA considerara la propuesta, como tampoco manifestaron que estuvieran trabajando con AFIP y tampoco evalúan disminuir la alícuota confiscatoria del 8%, entre otros temas.

La entidad asegura que, si bien las autoridades escucharon, como en anteriores ocasiones, “solo se limitaron a tomar nota de los temas y se comprometieron a  dar una respuesta sobre las notas presentadas con los distintos planteos y consultas“.

“No esperamos tampoco grandes cambios, ya que siguen en la misma actitud intransigente de aplicar el máximo rigor y control sobre la etapa anterior del comercio minorista, los matarifes”, indicó.

Sobre el final, sostuvo que “sólo nos queda esperar el análisis y reflexión de estos funcionarios y que tanto Fossati como la gobernadora María Eugenia Vidal finamente tomen cartas en el asunto y se llegue a alguna decisión”, y concluyó que seguirán esperando “un cambio de actitud de las autoridades o una toma de conciencia de la gravedad de la situación del sector de consumo local”.