El coronavirus generó una crisis de diverso impacto que se manifiesta en distintos planos, explica el analista económico internacional Marcelo Elizondo en su diálogo con Palabra de Campo -por Radio 10-, donde aseguró que el comercio mundial está virtualmente detenido.

Hay estudios que ya prevén para este año una caída en el volumen de todo el comercio internacional de hasta 20%. Es difícil hacer predicciones, pero estamos ante una interrupción sin precedentes”, explica.

Un segundo plano del análisis es sobre cómo impacta particularmente en Argentina, que es un exportador de commodities -la mayoría agropecuarios: unos 40 de los 65 mil millones de dólares que exporta en bienes el país anualmente. “Esto va a tener un impacto no solo en volumen sino en los precios, y probablemente alguna dificultad en el desarrollo de las cadenas de comercialización a futuro”, adelanta.

El tercer plano, advierte, es cómo va a quedar el escenario el día después, cómo quedará la estructura de relaciones entre empresas, países y normas. “Es altamente probable que estemos entrando en un mundo que exigirá más estándares de calidad, más requisitos, pondrá más normas, técnicas, que probablemente nos terminen obligando a adaptarnos a un nuevo panorama”, explica.