Durante estos años las industrias fueron noticia casi a diario y no precisamente por celebraciones. Sobre eso habló con Palabra de Campo -por Radio 10- el empresario argentino Martín Cabrales, vicepresidente de Cabrales, que advierte que fueron períodos difíciles.

Caída del consumo, pérdida del poder adqusitivo, capacidad ociosa de 40 a 50% en muchas industrias, difícil acceso al crédito, tasas de interés altísimas, cierre de pymes, complicaciones para el comercio minorista, fueron algunos de los problemas de este tiempo que enumeraba Cabrales.

Además, rescata a la devaluación e inflación como otras limitantes: “No ayudaron, afectaron mucho los precios. La inflación es el peor impuesto que nos pueden poner a los argentinos, porque la gente empieza a comprar menos, se produce menos y hay menos trabajo”.

En esa línea, el empresario advierte que no cree que -tal como trascendió- Alberto Fernández pueda aumentar los salarios por decreto. “Es una persona que tiene mucho conocimiento de la economía, que busca el diálogo, y sabe que estas medidas aisladas no se pueden llevar a cabo”, dijo.

También puso sobre la mesa que muchos empresarios no podrían, aunque quieran, pagar ese aumento, pero rescató que pueden tomarse otras decisiones como las que viene adelantando el nuevo Gobierno: una tarjeta para acceso sin cargo a alimentos básicos, una baja impositiva en algunos productos, entre otras.

Pero lo que destacó Cabrales es que una medida de este tipo colocaría en una situación mucho peor a las empresas que ya la están pasando mal. “Nos está costando pagar bonos, una suba por decreto nos encantaría si pudiésemos llevarla a cabo, pero no es el caso”, concluyó.