El presidente Mauricio Macri le pidió este jueves al campo que dialogue “con la mejor predisposición” con el nuevo gobierno electo del Frente de Todos y se dejen atrás “encontronazos de décadas anteriores que no funcionaron” para así “estar todos juntos tirando del mismo lado del carro”.

El mandatario dirigió su mensaje al agro al encabezar la presentación del informe de gestión del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, en que destacó el aumento de las exportacioneslas cosechas récord y el acuerdo Mercosur- Unión Europea, entre otras metas alcanzadas durante el cuatrienio.

Mauricio Macri. (crédito: presidencia)

Mauricio Macri. (crédito: presidencia)

“En estos años hicimos muchas cosas juntos, por eso hoy el punto de partida es más sólido, estamos mejor preparados y parados para los desafíos que vienen”, dijo en el inicio de su discurso el Jefe del Estado.

Por eso consideró que entre la gente del campo “no tiene que haber lugar para el miedo, sino para el orgullo”, con “la convicción de que finalmente lo que estamos haciendo es a favor de los argentinos”, según afirmó.

Entonces pidió que “entre argentinos nos podamos entender, que dejemos atrás encontronazos de décadas anteriores que no funcionaron”.

Y consideró que tenemos que “darnos la oportunidad de que ese diálogo exista, y que todos vayan con la mayor predisposición a sentarse con las nuevas autoridades”, en referencia al gobierno del presidente electo Alberto Fernández, porque así “vamos a estar todos juntos, tirando del mismo lado del carro”.

Mauricio Macri. (crédito: presidencia)

Mauricio Macri. (crédito: presidencia)

Tras resaltar las “enormes oportunidades que se abren para nuestras economías regionales” con el acuerdo Mercosur-Unión Europea, auguró que “la familia del campo va a marcar una vez más el futuro de todo el país”, porque “hoy más que nunca es una máquina que se puso en marcha y no hay que pararla” ya que generará “más empleo, más oportunidades y más desarrollo”.

En ese sentido subrayó que “el campo tiene un rol fundamental en construir una Argentina verdaderamente federal” y aseguró que el objetivo de su gobierno siempre fue llevar la producción fuera de “nuestras fronteras”, donde se abrieron “más de 250 nuevos mercados”, para dejar de ser “el granero del mundo” y transformarse en “el supermercado” que aporta valor agregado a sus productos.