“Muchos productores de las economías regionales se fundieron con la vuelta de las retenciones”

Así lo explicaba el vicepresidente de Coninagro, Norberto Niclis, en diálogo con Radio Campo, donde explicaba cómo se compone hoy la complejidad de diferentes actividades de las economías regionales.

Como cada mes, Coninagro difundió el semáforo que marca qué actividades del complejo de economías regionales están en verde, cuáles en amarillo y cuáles en rojo. Pero más allá de la situación de cada una, hay un mal que las atraviesa sin distinción: las retenciones.

Como si producir fuese fácil con las tarifas eléctricas y los insumos dolarizados, y un dólar que se puede mover al ritmo de las palabras de los candidatos, exportar, una salida que puede devolver rentabilidad, tiene como condición pagar derechos de exportación que, tras la última modificación, son de 3 pesos por dólar vendido al exterior.

Norberto Niclis, vicepresidente de Coninagro, dialogó con Radio Campo -por Radio Colonia- y aseguró que este impuesto pega directamente por lo distorsivo que es: “Estemos perdiendo o estemos ganando, hay que pagarlas igual, y son un volumen de dinero importantísimo que se tiene que poner aunque se esté fundiendo el productor”.

En esa línea, Niclis contó que, de hecho, en este último año, tras la vuelta de las retenciones, muchos productores se fundieron. “Dejaron de ser productores, y no se trata de algo económico o de números, sino de que nos quedamos con menos productores, por ende, menos profesionales en el campo”, dijo, y aclaró que “no significa que todos seamos agrónomos, sino cada uno que trabaja en una actividad se especializa en eso por muchos años”.

Por eso, explica que no se trata de producciones en las que lo que deja de producir uno, lo reemplaza otro fácilmente. Sobre todo en las actividades que se alejan del centro del país: “No cualquiera va a lugares lejanos a trabajar de una producción específica que desconoce”.

El vicepresidente de Coninagro insistió en que, si bien las retenciones son el impuesto más distorsivo, también hay otros que aumentan esa presión, como los Ingresos Brutos o el impuesto al Cheque: “Son una torta de plata que se nos extrae y que se suman a las decenas de impuestos que cobra cada estamento del Estado”.