Este proyecto forma parte de una red de instituciones de Latinoamérica que trabajan en el procesamiento automatizado de datos abiertos a través de una plataforma colaborativa denominada MapBiomas. Reúne a destacados especialistas de la Argentina, Paraguay, Bolivia, Brasil y países de la cuenca amazónica en temas vinculados al suelo, teledetección satelital, Sistema de Información Geográfica (SIG) y programación.

“Después de un año y medio de trabajo, estamos presentando los resultados obtenidos en la Colección 1 del Gran Chaco Americano”, explicó José Volante, coordinador general del Proyecto MapBiomas Chaco por la Argentina y del Programa Nacional de Recursos Naturales y Gestión Ambiental del INTA.

Estos resultados se presentan en versiones que denominan colecciones, construidas por los equipos de MapBiomas en base a la metodología diseñada para los biomas de Brasil. “El objetivo es generar los mapas anuales de cobertura y uso del suelo para toda la región Chaqueña”, destacó Volante.

De ahora en más, quienes ingresen a la plataforma “se encontrarán con la colección basada en tecnología de procesamiento de datos operados desde la plataforma de Google Earth Engine, remarcó.

Se trata de mapas en alta resolución espacial y temporal, información descriptiva sobre los cambios ocurridos en ese período y códigos abiertos de programas –scripts– desarrollados para este fin. “Toda esa información estará disponible para el público en general, desarrolladores, especialistas, decisores gubernamentales y académicos”, indicó Volante.

En breve los especialistas iniciarán la segunda etapa del proyecto: “Se ampliará el período temporal de los mapas, mejorará su calidad y aumentará el nivel de detalle de las categorías descriptas en los mapas”, explicó Volante y agregó: “Nuestra intención es extender esta iniciativa para todo el territorio nacional e integrar a otras instituciones en carácter de co-creadoras”.

Volante: “Después de un año y medio de trabajo, estamos presentando los resultados obtenidos en la Colección 1 del Gran Chaco Americano”.

Según Volante, las colecciones en sus versiones anuales, consecutivas, mejoradas y actualizadas estarán a disposición de los usuarios como “productos intermedios o colecciones beta a las que se podrá acceder libremente”.

Esta etapa liderada por el INTA y la organización Guyrá Paraguay, cuenta con el financiamiento de The Nature Conservancy en el marco de la iniciativa Collaboration for Forests and Agriculture (CFA), “a la que se integra la Fundación Vida Silvestre en su rol de colaboración institucional”, indicó Volante.

La construcción de la Colección 1 fue posible por el compromiso de especialistaspertenecientes a los institutos de Suelos, de Clima y Agua y las Estaciones Experimentales de Mendoza y Salta del INTA.

Infografía. Evolución de la cobertura y uso de la tierra (2010-2017)