Qué sector de la Mesa de Carnes le “oculta la verdad del mercado interno” a Macri

Sobre eso dialogó con Radio Campo Leonardo Rafael, Presidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores, que participó del encuentro de la Mesa de Ganados y Carnes con el Presidente Macri.

En los últimos días, la Mesa de Ganados y Carnes se reunía por décima vez en cuatro años con el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, para hablar de avances y necesidades dentro de la cadena. Sin embargo, parece que sólo le cuentan los avances.

Así lo indicaron desde CAMyA, la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores, cuyo presidente, Leonardo Rafael, dialogó con Radio Campo -por Radio Colonia. El titular de la entidad sostiene que la exportación está pasando por uno de sus mejores momentos, ya que se cubrieron todas las cuotas y están en los kilajes históricos.

Sin embargo, creen que es lo único que le está llegando a oídos del Presidente Macri. “No le están contando la realidad del consumo interno, que está pasando un muy mal momento después de esta devaluación, a pesar de que ya venía deteriorándose”, dijo.

Como matarifes o responsables de la faena, hoy tienen una carga impositiva muy alta, cuenta, y agrega que, además, el carnicero es el eslabón que tiene un 80% de informalidad.

“Los carniceros no se quieren anotar, y con CAMyA estamos haciendo un trabajo casi docente en la calle, porque llega un momento en que la competencia es con comercios que no tienen la misma regularización que uno, y eso te lleva fuera del mercado”, explica.

¿Quiénes le ocultan esto a Macri? Según la Cámara, organismos como Afip o Arba, que le niegan esta información. “No nos quieren atender y ya hemos pedido más de cuatro encuentros oficialmente, por eso ahora le pedimos a Macri que destrabe ese encuentro con los funcionarios correspondientes”, dijo.

Los titulares de esos organismos no toman nota del problema que hay en la calle, creen que la vida real es sólo lo que pasa en Capital y no han salido al Gran Buenos Aires a ver lo mal que están pasando en el primer y segundo cordón del Conurbano”, insistió.

Si bien la informalidad es uno de los temas fuertes, hay otro importantísimo y del que casi no se habla, indica Rafael: la inocuidad, porque hoy el carnicero no sólo no está inscripto y pagando los mismos impuestos o tasas sino que además no tiene el control bromatológico de cada Municipalidad.