Río Negro se afianza como una de las principales zonas productoras de cebolla

En la actualidad la zona del Valle Inferior de la provincia es uno de los principales exportadores de cebolla del país junto con el valle bonaerense del río Colorado. 

Río Negro se afianza como una de las principales zonas para el cultivo de cebolla, con una superficie cultivada de 3.300 hectáreas, una oferta aproximada de 164.000 toneladas, y más de 300 productores, informó hoy por el Ministerio de Agricultura provincial.

“Río Negro como zona productora es sin duda la mejor del país; contamos con excelentes condiciones agroclimáticas, cantidad y calidad de agua y, disponibilidad tierras”, aseguró el técnico de la Dirección de Agricultura, Gastón Tordi.

Según explicó a la prensa, este contexto favorable es el que permite un “cultivo de cebolla de días largos, que son aquellas que se conservan en pila en el campo”; y agregó que, “tenemos así una oferta de calidad que se sostiene por siete meses, de marzo a septiembre, lo que favorece la exportación”.

Tordi participó en representación del Ministerio de Agricultura provincial en el 21ra Seminario de Cebolla del Mercosur, que se realizó por primera vez en la Argentina en la localidad de Hilario Ascasubi la semana pasada.

En la actualidad la zona del Valle Inferior de la provincia es uno de los principales exportadores de cebolla del país junto con el valle bonaerense del río Colorado.

“Se exporta casi exclusivamente a Brasil y, en un bajo porcentaje a Paraguay”, detalló el profesional.

Para Tordi la exportación no es estable, “hace aproximadamente tres años, Holanda con una superficie cultivada de 25.000 hectáreas, ingresó a este mercado con precios competitivos, principalmente por diferencias en los costos de flete”.

“Esto modificó la dinámica que se agrava con la desinformación que tiene el productor en el campo sobre la realidad comercial del momento; este fue un tema central del seminario”, precisó.

En este sentido, remarcó que “se hizo hincapié en que, para apoyar la comercialización, se deben generan líneas de trabajo para llegar al productor con información real y que no quede aislado. Incluso esto permitiría poder ajustar la superficie a sembrar”.

En cuanto al mercado interno, Tordi reconoció que la principal desventaja existente es la oscilación de precios año a año.

“Hoy estamos entre 70 y 80 pesos por bolsa de 25 kilos, con un costo de producción, sin contar el alquiler de la tierra, de 30 pesos por bolsa; el rinde fue muy bueno, estimamos un promedio de 2.000 bolsas por hectárea; es decir aproximadamente 164.000 toneladas que se producen entre los valles Inferior y Medio y en zona de Conesa y Río Colorado; estamos en un año muy bueno”, finalizó.