Este lunes la Cámara de Diputados de Santa Fe aprobó el proyecto de Ley Tributaria 2020 que tenía media sanción en Senadores. De esta manera, se convirtió en ley y comienza a regir este 1 de enero.

La ley contempla un aumento del inmobiliario rural entre 10% y 40% según las diferentes categorías. Además, deja exento a aquellos productores que tienen menos de 50 hectáreas productivas.  Quienes quieran obtener este beneficio deben tramitarlo en API.

La segmentación está establecida en dos partes. A partir del rango 1 y 2 el aumento del impuesto será del 10%,  mientras que del rango 3 al 11 el aumento alcanzaría hasta un 40%.

Además, el proyecto aprobado este lunes contempla la aplicación del coeficiente de convergencia para equiparar los valores de los inmuebles según el mercado y según el establecido por el Estado.

INGRESOS BRUTOS

Tal como fue adelantado en este medio, esta ley también modifica los valores para las industrias del cereal y oleaginosas. En este caso, para aquellas empresas que que procesaron más de 360 mil toneladas en 2019, los establecimientos de faena que superaron los ingresos por 38 millones de pesos tributarán una alícuota del 1,5%.

Mientras que aquellos comercios de agroquímicos, semillas, fertilizantes, transporte de cargas e industrias transformadoras de cereal y oleaginosa pagarán una alícuota del 2%.