Las ventas comprometidas de trigo de la nueva campaña al exterior alcanzaron a la fecha casi 10 millones de toneladas, más del 80% del saldo exportable proyectado, debido a una fuerte demanda externa del cereal argentino, indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Al mismo tiempo, la concreción de negocios en base a la demanda global impulsaron los precios en el mercado local, cuestión que permitió una “álgida actividad comercial” durante la semana, explicó la entidad bursátil rosarina en un informe al que tuvo acceso Télam.

En noviembre se vendieron 2,56 millones de toneladas al exterior, lo que permitió que el acumulado a la fecha es de 9,95 millones de toneladas y superó más del 80% de la proyección de exportaciones para esta campaña.

“Las complicaciones climáticas que han afectado a los principales exportadores del cereal derivan en una intensa demanda externa por el trigo argentino”, explicó la BCR.

En particular, la sequía ha causado recortes en las estimaciones productivas de la región del Mar Negro y Australia, mientras que excesos hídricos en Europa afectan el estado de los cultivos y retrasan la finalización de la siembra.

Asimismo, esta mayor actividad comercial también respondió a una mejora en los precios FOB del trigo argentino, el cual en la última semana subió US$ 2 para ubicarse en US$ 197 la tonelada.

Por otra parte, el trigo embarcado y por embarcar según los datos de line ups de la agencia marítima Nabsa al 27 de noviembre alcanza un nuevo récord de 976.000 toneladas, lo que significó un aumento del 30% respecto del registro para igual fecha del año pasado, y en un 26% al promedio de los últimos tres.

Para diciembre ya se programan embarques por 410.000 toneladas, más del triple que a igual fecha del año pasado, lo que “avizora un álgido comienzo de la campaña en el mercado de exportación”, remarcó la BCR.

Según los registros de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE), se despacharán 3,63 millones de toneladas durante el mes próximo.

De concretarse, “constituiría un récord histórico, superando en un 8% el máximo anterior de 3,35 millones de toneladas embarcados en enero de 2008 y un 72% por encima de los 2,1 millones de toneladas despachadas en diciembre del año pasado”.

En cuanto a los destinos de estos embarques, Brasil continúa como principal demandante del trigo argentino acaparando el 58% del total, una proporción mayor que en igual período de años anteriores.

Chile aparece en segundo lugar, que en conjunto con el resto de los compradores sudamericanos, Colombia y Perú (también Ecuador en años anteriores), reciben el 14,25% del total.

Otro de los países que se destaca es Indonesia, con casi el 9%, siendo el único país del sudeste asiático registrado entre los destinos de los embarques para el período analizado en este año.

En lo que respecta a la comercialización de trigo en el mercado local, al 20 de noviembre ya se llevan negociados 9,5 millones de toneladas de la campaña 2019/20 según los datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (Magyp), aproximadamente la mitad de las 19 millones de toneladas que se espera se produzcan en nuestro país.