“La Mesa era un gran sueño para el sector porque da un marco de institucionalidad a la actividad y, además, los objetivos propuestos entre el sector privado y público para las actividades apuntan a ser rentables y sustentables en el tiempo”, dijo a Télam el secretario de la Unión de Empresarios de Jujuy, Rubén Grosso, quien integra la Mesa.

La iniciativa buscará ampliar la cuenca lechera para que permita producir 70.000 litros de leche en cinco años, cuando actualmente elabora 5.000 litros con cuatro tambos funcionando.

“Hay que mejorar el volumen, con 3.000 vacas en ordeñe y la creación de nuevos tambos, la puesta en funcionamiento de una usina láctea y el desarrollo de la cadena productiva y comercial ”, destacó Grosso.

La Mesa Lechera convocó a articular esfuerzos y fijar condiciones de trabajo con los productores para el crecimiento de la actividad.

La oficialización del acuerdo responde a un pedido histórico del sector productivo para impulsar la producción de leche pasteurizada y otros objetivos afines, informaron fuentes del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción de Jujuy.

El titular de esa cartera, Juan Carlos Abud Robles, señaló que la Mesa era algo que piden “muchos productores pero nunca se concretaba; ahora Jujuy tiene perspectivas”.

“Buscamos que, en lugar de que la provincia compre leche a empresas de afuera, sean nuestros productores los que realicen la provisión de la leche escolar”, expresó el funcionario.

La Mesa Lechera está integrada también por la Unión Empresarios de Jujuy, la Sociedad Rural local, la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de la provincia, el INTA Perico, el INTI, el Senasa y productores.