“Las perspectivas para el resto de la semana afianzan el duro trajín que viene soportando la campaña. Si bien cerrando el día jueves un nuevo frente comenzará a recorrer la región, el remanente de humedad que queda tras el reciente pasaje frontal es pobre”, explicaron desde la entidad.

“A esto se le sumará el avance de una perturbación muy débil y en consecuencia las expectativas de precipitaciones son entre modestas y nulas”, agregaron. 

Por último, desde la BCR aseguraron que el panorama seco “se refuerza con un marcado descenso de temperatura para el fin de semana, más significativo que el que se estuvo registrando y con mayor influencia sobre el norte del país”.