Semana de poca actividad para el trigo

La semana presentó un bajo nivel de actividad para el trigo en el Mercado Físico de la Bolsa de Comercio de Rosario. Tanto los Precios de Pizarra como los futuros MATba-ROFEX de trigo Rosario para diciembre de 2019 presentaron disminuciones semanales. A la fecha, los sectores industrial y exportador han adquirido 13,1 Mt de trigo 2018/19, el 70% de la cosecha.

En la última semana, al igual que en la anterior, el nivel de actividad fue muy discreto en cuanto a los negocios de trigo en el recinto de operaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario. En pleno auge de los granos gruesos, hay pocos compradores activos en el mercado de trigo, que adquieren lotes puntuales con entregas cortas. Esta debilidad en la demanda hizo que las cotizaciones, medidas según el precio de referencia de la Cámara Arbitral de Cereales, presenten una disminución semanal (de jueves a jueves) del 0,7%, posicionándose el día 04 de abril en $ 7.600 por tonelada.
Para analizar la situación del cereal a cosecha, es factible tomar como referencia los precios de MATba-ROFEX para el trigo con entrega en Rosario en diciembre de 2019. El mismo ajustó el día jueves 04 de abril en US$ 166 /t, experimentando una caída semanal de dos dólares respecto al jueves anterior. Si se compara con el pico de US$ 190,80 alcanzado el 25 de enero del presente año, el precio de estos futuros ha caído un 12,7% desde entonces. Esto se debe principalmente a que la presión de demanda disminuyó desde aquella fecha. De acuerdo a la información de compras de granos proporcionada por la Secretaría de Agroindustria, en la semana que se desarrolló entre el jueves 31 de enero y miércoles 06 de febrero, los exportadores adquirieron 539,4 miles de toneladas de trigo, en lo que fue la compra con mayor anticipación de trigo a cosecha en los registros oficiales. Desde entonces,  no se anotaron muchas compras adicionales de trigo 2019/20. En efecto, al 27 de marzo se llevaban adquiridas 573,9 miles de toneladas, es decir, sólo 34 mil t más que a principios de febrero, lo que explica en gran parte la baja de las cotizaciones. Este hecho no resulta sorpresivo, ya que implica un gran riesgo, tanto para vendedores como para compradores, realizar cuantiosas operaciones de un cereal que ni siquiera ha sido sembrado aún.
En cuanto a lo que serán las siembras de la campaña 2019/20, todavía resulta muy temprano para aventurar cuáles serán las condiciones medioambientales llegado el momento de cultivar los granos. Por lo pronto, las recientes precipitaciones en gran parte de las provincias de Santa Fe, Chaco, Santiago del Estero y Córdoba, permiten pensar que las reservas de agua podrían ser suficientes cuando se abra la ventana de siembra a pesar de que, como se mencionó, es mucha la incertidumbre que depara el futuro.
El pronóstico trimestral del Servicio Meteorológico Nacional para los meses de abril, mayo y junio muestra que se esperan precipitaciones superiores a las normales en la región núcleo y en el Noreste argentino. Este escenario podría implicar una disponibilidad hídrica adecuada al momento de sembrar, que comienza aproximadamente a fines de mayo, y se extiende durante los meses de junio y julio. De concretarse estos pronósticos, es posible que se vea incentivada la siembra de trigo para bajar el nivel de las napas, además de todos los beneficios adicionales que se adjudican a esta gramínea, como el control de plagas y malezas, y la fijación de carbono en el suelo, entre otros.
En cuanto al trigo 2018/19, en esta campaña los sectores industriales y exportador ya han efectuado compras por un total de 13,1 millones de toneladas, lo que equivale al 70% de la última cosecha. Este porcentaje de compras en relación a la producción es el más alto de las últimas seis campañas comerciales, tal como muestra el gráfico a continuación. Además, en términos absolutos, este tonelaje de negocios es el más elevado en los registros, que datan del año 2000.
De estas 13,1 Mt adquiridas al 27 de marzo, según datos oficiales, 10,7 corresponden al sector exportador, mientras que las 2,4 Mt restantes fueron compradas por la industria molinera. Por otra parte, el 84% de las compras totales fue hecho con precios en firme, mientras que el 16% restante de los negocios se realizaron bajo la modalidad “a fijar”.
En los Estados Unidos, los futuros más cercanos de trigo en el mercado de Chicago tuvieron un aumento semanal (de jueves a jueves) del 1,35%, ajustando el día 04 de abril en US$ 172,9. Este aumento se explica por la cobertura de posiciones vendidas por parte de los fondos de inversión, y las tomas de ganancias tras las caídas experimentadas el día viernes tras el informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), que dio a conocer stocks trimestrales estadounidenses que acumulan 43,3 millones de toneladas, 1 Mt más de lo que se esperaba en el mercado y un 6% más que en igual período de la campaña previa. También brindaron sostén las ventas de exportación semanales de los Estados Unidos, las cuales totalizaron 1.017.600 toneladas, superando el rango de expectativas del mercado, que iba de 300 mil a 800 mil toneladas.
El día lunes el USDA también se dio a conocer el primer informe de condiciones de cultivo de trigo para este año, publicado el lunes luego del cierre del mercado. En el mismo, se evaluó al 56 % del trigo de invierno en una condición de buena a excelente, superando las expectativas comerciales del 55 % y el registro del año previo que se ubicaba en 32 %. De este modo, es el Hemisferio Norte el que en estas semanas concentra la atención del mercado internacional por las condiciones en las que se desarrolla el cultivo, planteándose en principio un escenario de recuperación de la producción después del sinsabor que condiciones climáticas adversas dejaron la campaña pasada