Si bien se conoció el dato que indica que las reservas hídricas de los suelos están por debajo de lo deseado, se ve una normalización general en términos de precipitaciones. Por eso, empieza a notarse también una intensificación en el monitoreo tanto para enfermedades como para insectos.

Sobre eso dialogó con Radiocampo -por Radio Colonia- Hernan Ghiglione, gerente de investigación y desarrollo de BASF en Argentina. En la charla, el especialista advierte que en las últimas semanas se vio un aumento en la presión del complejo de orugas y, después de las altas temperaturas seguidas de lluvias en la última semana, también podrían empezar a aparecer algunas enfermedades estos días. “Lo que siempre hacemos en estos casos es reforzar la recomendación de monitorear y estar atentos, para no dejar que las enfermedades tomen cuenta del cultivo”, dice Ghiglione.

Además, contó más acerca del centro de producción para protección de cultivos que BASF pondrá en marcha en Singapur, en la que la firma invertirá unos 50 millones de euros, con la meta de reforzar la cantidad necesaria de producción para abastecer la demanda global creciente.

“El desarrollo de Singapur por una cuestión logística y porque la región de Asia viene creciendo mucho en los últimos años. En esa planta se van a producir algunos productos que estaremos usando en Argentina en los próximos años, como un nuevo insecticida que lanzaremos este 2020 y algún fungicida que podremos presentar en 2021”, concluyó.

Escuchá la nota completa: