Sólo el 0,7 del transporte de cargas es conducido por mujeres, pero una empresa busca cambiar esa realidad

Scania lanzó becas para capacitar a mujeres que deseen conducir transporte de cargas. Con su programa “Conductoras” esperan reducir la brecha de género y demostrar que no hay nada que impida a las mujeres a ocupar esos espacios.

Sólo el 0,7% de las licencias profesionales que se emiten para conducir transporte de cargas tienen a mujeres como titulares. Ante ese panorama es que Scania lanzó su programa “Conductoras”, para becar y capacitar a las mujeres de todo el país que quieran trabajar en el transporte.

Dialogó con Radio Campo Alejandro Pazos, gerente de Comunicación y Marketing de la firma, y advierte que el objetivo es básicamente reducir la brecha de género que existe en el sector. Así, además se generan más oportunidades y mayor salida laboral para las mujeres de toda la Argentina.

Este proyecto se presentó hace algunos días en el Centro de Capacitación de la Fundación para el Transporte de FADEEAC, donde estuvieron presentes tanto la Vicepresidenta Gabriela Michetti como la ministra de Salud y Desarrollo Social Carolina Stanley.

El titular del área de Marketing de Scania advierte que es uno de los temas centrales en los que la empresa viene trabajando, en principio, con políticas internas, y ahora con planes y becas que puedan beneficiar a quienes trabajan sobre sus camiones.

“Tenemos que incentivar una mayor llegada de mujeres al sector automotriz y de transporte, para eso es que lanzamos estas becas dirigidas a mujeres que quieran manejar un camión pero quizás no tengan los medios o no sepan por dónde arrancar para sacar su licencia profesional”, dijo.

En esa línea, contó que la compañía pone a disposición su aparato y un curso de formación pensado para la ocasión, becado 100% por Scania para incentivar la conducción de mujeres. “Sabemos que las cifras podrían ser mucho más alentadoras o igualitarias”, agregó.

Sobre el final, Pazos remarcó que “hoy no hay ninguna razón por la que una mujer no esté delante del volante de un camión, ya que la tecnología que fueron adquiriendo los vehículos hizo que no haya que tener ninguna característica física particular para manejarlos”.