Huevo le están poniendo. Pero sólo en el segundo semestre del 2019 los productores avícolas tuvieron un incremento de costos prácticamente del 50% e hicieron malabares para no trasladar casi nada al producto. Aún así, el producto recuperó un 20% del precio. En el medio, sí, hay un 30% que se pierde.

“En 2019 perdimos casi un 40% y eso nos dejó en una situación muy compleja, los productores están agobiados”, dijo Javier Prida, presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas, en diálogo con Radiocampo -por Radio Colonia- donde explicó que, si bien el año terminó con muy bueno niveles de producción, tuvieron que malvender los huevos.

Claro. Se trata de productos perecederos, y cuando el mercado no los absorbe y no los pueden colocar, lo que sucede es que el productor pierde precio, por eso se vendieron en los últimos cuatro a cinco meses por debajo de los costos.

“El consumo creció, sí, pero creció la cantidad necesaria para absorber esa suba de producción. El problema es que creció porque el huevo está siendo la base de la nutrición de muchas familias en esta crisis económica, porque es la proteína más barata”, agregó.

En esa línea, advirtió que mientras el kg de huevos sale $70, el de pollo sale $100 y el de milanesa sale $400. Entonces se vuelve la proteína barata y versátil, por lo que el consumo absorbió esa suba de producción pero los productores “malvendieron” su producción.

Escuchá la nota completa: