Trigo: las sembradoras avanzan a pesar del agua

Progresa la campaña triguera que muestra algunas complicaciones por el agua en NOA y NEA, a pesar de que la provincia de Buenos Aires y Córdoba muestran grandes avances.

La campaña de trigo 2019/20 avanza en todo el país. “Las sembradoras están a full”, cuenta desde TrigAR -en Córdoba- Damián Torino, gerente comercial de soja y trigo en Nidera Semillas. Si bien esa realidad se plasma en todo el país, el noreste y noroeste de la Argentina siguen con problemas a causa del agua.

Así como fue el agua el que hizo que crezca el área sembrada en el norte de Córdoba, y NOA y NEA -porque los productores apuestan si hay agua en los perfiles-, hoy hay zonas complicadas por la falta de piso, explica el especialista, pero sostiene que a medida que se van oreando los lotes, se va avanzando.

En el resto del país, el área está creciendo. En la región centro-sur, las perspectivas de crecimiento son bajas: o crece un poco o simplemente se mantiene la superficie sembrada, cuenta.

La expectativa está en Córdoba, Santa Fe, el NEA y NOA, que -según indicó- no son áreas típicamente trigueras pero se están volcando a hacer trigo por lo mencionado anteriormente. En el caso de que las lluvias continúen en las regiones afectadas, podría haber problemas para concretar la siembra.

Yendo a la provincia de Buenos Aires, el miembro de Nidera advierte que hay buenas expectativas y buena humedad para el oeste. Allí, el despacho de semillas viene avanzado. También en Córdoba, donde casi no quedan bolsas, según contó Torino. Además de un crecimiento para la empresa, lo que ven es una muy buena intención de siembra por parte de los productores.

Son estos los que “se la juegan” esta campaña, con la posibilidad algunos de cosechar antes de que cambie el Gobierno. Esa chance da algunas certezas para las condiciones que habrá a la hora de levantar el trigo, dice, pero el resto de los cultivos los mantiene alerta para ver qué es lo que pasa con la política argentina y su relación con el campo.

Por el momento, la apuesta y las condiciones del clima predicen que podrían alcanzarse las buenas proyecciones del trigo.