La compra y venta de dólares se concentraban, tradicional e históricamente, en las entidades bancarias. Es decir, los ahorristas que querían canjear sus pesos por dólares, no tenían otra alternativa que hacerlo vía bancos.

Pero ahora el juego se abrió a herramientas como las fintechs, que surgieron de la mano del desarrollo de las plataformas digitales y brindan muchas opciones para ese mercado, permitiendo conseguir la divisa estadounidense a un precio más económico de manera rápida y segura.

Así, los usuarios acceden y en minutos, con una computadora, tablet o celular, desde cualquier lugar, pueden acceder a valores más competitivos y optimizar el rendimiento de su dinero. Rodrigo Martínez Puente es director general de Buen Dólar y economista, y pasó por Palabra de Campo -por Radio 10- para explicar, entre otras cosas, por qué son un mercado y no un intermediario.

Esta herramienta digital permite comprar y vender dólares a un sólo precio: “el mejor”, advierten. Cobran o,5% de comisión por cada operación, lo que destacan como 5 veces más barato que en la competencia y los modelos tradicionales. Además, contó que la plataforma opera las 24 horas los siete días de la semana.

¿Cómo ahorramos los argentinos?

Martínez Puente comenta que antes de las elecciones había mucha incertidumbre y con el resultado, esa situación inicial al menos terminó: “Hay más certeza y la gente empieza a tomar decisiones al menos con mayor información”. Sin embargo, la compra y venta de dólares a la que se dedican, se ve modificada por las restricciones o “control de cambios” que se impuso y luego se endureció.

Es que el cepo impacta a diario en su tarea. “Esperamos que se tranquilice todo, se reduzca el miedo lógico que conlleva una transición de este tipo”, agrega, y explica que la mayoría de las personas que pueden resguardar algo de lo suyo, lo hacen en moneda extranjera.

“Siempre el dólar es el resguardo. Queramos o no, es una moneda estable y está al alcance de mucha gente sin volverse un negocio sofisticado en el diseño de las inversiones. Es algo a lo que puede acceder cualquiera”, dijo.

Tiene poco riesgo, o al menos mucho menor al que puede tener una acción o un bono”, sostiene, y recuerda que quienes en Argentina resguardaron sus ingresos en bonos, pudieron haberse llevado una sorpresa que les jugara en contra. Eso no sucede con el dólar, aclara.

Por eso es la moneda más elegida para ahorrar. “Nadie tiene los ahorros de toda su vida en pesos, y la plata que los argentinos tienen en dólares en cajas de seguridad es muchísima, por eso sabemos que es la alternativa más sencilla y la más segura”.